Coaching y desarrollo personal
ASPIRANTE A Nº 1 EN COACHING Y DESARROLLO PERSONAL

Tu Coach: 7 pasos para asegurarte que se lo está currando (1)

Tu Coach: 7 pasos para asegurarte que se lo está currando (1)

¿Cómo es tu Coach? Mucho se habla sobre el coaching y sus distintas aplicaciones o áreas de influencia.

Life Coaching o Coaching Personal, Coaching ejecutivo, Coaching empresarial, Coaching para emprendedores… pero ¡qué poco se habla del Coach! En esta serie de 2 artículos, describiré qué es un Coach, qué cualidades debería tener y lo que debes esperar de él o ella.

Tu Coach: como saber si se lo está currando

Soy tu Coach. Mi trabajo, muy brevemente descrito, consiste en apoyar, resaltar y desarrollar tus capacidades, recursos y habilidades para que consigas tus objetivos. Como Coach tuyo, fijaré contigo una alianza diseñada para guiarte en la consecución de esas metas.

En este primer post te explicaré, en líneas generales, las funciones de un Coach, es decir, las cosas que hace:

  • Tu Coach puede ayudarte a clarificar y comprender tus valores
  • Tu Coach puede actuar como caja de resonancia de tus ideas
  • Tu Coach puede prestarte ayuda al tomar decisiones o reencuadrar perspectivas
  • Tu Coach puede retarte a que identifiques tus creencias limitantes e indicarte cómo eliminarlas
  • Tu Coach puede retarte a que salgas de tu zona de confort
  • Tu Coach puede ayudarte a identificar tus objetivos y a crear un plan de acción eficaz para conseguirlos

Algo esencial que debes saber acerca de tu Coach es que él mismo ha pasado por uno o varios procesos de Coaching. Es consciente de sus creencias limitantes y trabaja continuamente para eliminarlas. Tu Coach es consciente de sus valores y los alinea con sus propios objetivos. Es consciente de las limitaciones externas y para superarlas busca alternativas. También es consciente de los hábitos y comportamientos propios que le bloquean e intenta eliminarlos. Es consciente del diálogo interno que opera entre su inconsciente y su razón y logra que ambos lleguen a acuerdos.

Asimismo, tiene una serie de responsabilidades:

  • Trabajar bajo las normativas legales vigentes en España
  • Estricta confidencialidad en todos los aspectos, tanto de datos del cliente (LOPD) como de las sesiones en sí, a menos que exista una autorización expresa del cliente.
  • Ser un Coach titulado y capacitado para ejercer profesionalmente
  • Referir o derivar al cliente a otro tipo de profesional en caso necesario (psicólogo, terapeuta, consultor, etc.)
  • Suspender el proceso de Coaching en caso de surgir conflicto de cualquier índole.

Será que no queremos demasiado protagonismo, ya que la verdadera herramienta está en vosotros, los coachees. En fin, en esta serie, éste es el segundo artículo de “Tu Coach” y hablaré hoy de lo que hace tu coach, su misión y sus valores.

Tu Coach es un profesional que dirige y coordina el proceso de Coaching, que actúa como guía para su Coachee en su búsqueda del cambio. Su misión se podría resumir en dos:

  • Ofrecer observaciones objetivas al coachee con la finalidad de fomentar en conciencia sobre sí mismo y
  • Animar y motivar al Coachee a la reflexión a través del diálogo para que éste adquiera una perspectiva más profunda sobre sí mismo y desarrolle competencias y actitudes que le permitan alcanzar el éxito.

Tu Coach no es un “solucionador de problemas” ya que no da soluciones, sino herramientas para el cambio y el crecimiento. Al contrario, tu Coach actúa a modo de espejo, reflejando las respuestas del coachee y animándole, si es necesario, al reencuadre de sus propias perspectivas.

Tu Coach basa la relación principalmente en el diálogo, en las preguntas. Una buena pregunta en el momento adecuado puede hacer tomar conciencia al cliente o coachee de muy diversas cosas, situaciones, limitaciones, creencias, emociones, etc. También motiva, apoya, guía, acompaña al coachee. Comparte experiencias propias, ayuda a identificar talentos o habilidades del coachee, asiste en la generación de opciones, ayuda en el plan de acción y sugiere, con el permiso expreso del coachee.

Soy tu coachÉstos son mis valores y misión en relación con el Coaching:

Valores: La excelencia en el trato y servicio a los clientes, la confianza y el respeto y la firme convicción de que todos nuestros clientes pueden llegar a ser la máxima expresión de ellos mismos.

Misión: Crear un espacio de confianza para el cliente, cuyo entorno fomente su propio autoconocimiento y propicie el logro de objetivos, generando así las máximas probabilidades de éxito.

En el próximo post entraremos en detalle en los 7 pasos para asegurarte de que tu Coach se lo está currando.

Ahora empezaremos a enumerar esos pasos que debes tener en cuenta a la hora de realizar un proceso de Coaching, para asegurarte de que tu Coach se lo está currando.

Los 7 pasos para saber si tu Coach se lo está currando son éstos:

  • Ten claro por qué quieres un coach
  • Toma responsabilidad de todo lo que te pasa
  • Identifica un objetivo para el proceso de coaching
  • Identifica un objetivo para cada sesión
  • Estate preparado para enfocar tus pensamientos en ti mismo
  • Si no te está ayudando, dilo
  • Comunícate

 

Hoy hablaré del primero.

Paso 1: Ten claro por qué quieres tener un coach

¿Porque tienes un objetivo?

Si tienes una meta, contrata a un coach para comenzar en ese objetivo y mantenerte enfocado en él hasta que lo consigas. Seguramente encontrarás otros puntos o problemas a lo largo del camino, pero asegúrate de que éstos no te saquen del camino que os habéis marcado.

¿Porque tienes un problema o dificultad?

No obstante si, por ejemplo, tu objetivo es resolver alguna dificultad o problema personal de tipo psicológico, quizá sea más conveniente que acudas a otro tipo de especialista como un terapeuta. Si, por ejemplo, quieres tratar un tema de depresión y acudes a un coach, éste debería inmediatamente derivarte a un terapeuta, a menos que él mismo lo sea, además de coach. Una vez hayas solucionado el problema, puedes contratar un coach para fijar los objetivos en los que quieras trabajar.

¿Porque quieres asesoría?

Si tu “problema” está relacionado con tu negocio o necesitas algo parecido a la consultoría, sera mejor que busques un consultor, un gurú, o un coach especializado en el tema.

Sí que podrías, por ejemplo, contratar a un coach para que te ayude a clarificar o identificar tus objetivos profesionales y después desarrollar tus Recursos para conseguirlos, pero, a diferencia de una consultoría en la que la conversación gira alrededor de tu negocio, en el caso de coaching, la conversación girará en torno a ti, aun en el contexto de tu negocio o profesión.

¿Porque no sabes lo que quieres?

He trabajado con muchos clientes que ni tenían un problema que superar, ni necesitaban consultoría ni coachsulting. Simplemente no sabían lo que querían. ¿Te suena familiar? Casi todos los seres humanos a veces experimentamos esa sensación de estar algo perdidos, de saber que necesitamos algo, pero no sabemos lo que es, o de intuir que algo va mal pero necesitamos clarificar qué es lo que va mal porque desconocemos exactamente qué es. Estas sensaciones ocurren seguramente por nuestra motivación básica de supervivencia de huir del peligro. Esa motivación es más fundamental que el hecho de encontrar metas o que encontrar nuestra razón de ser: si el edificio está ardiendo, lo importante es salir corriendo, después pensaremos hacia dónde!

Esta es una de las áreas que puedes trabajar con tu coach ya que en este caso tu objetivo sería saber cuál es tu objetivo, partiendo quizá de la clarificación de las cosas que no deseas en tu vida o de lo que no está bien en ella.

Ahora hablaremos de la Toma de Responsabilidad.

Paso 2: ¡Asume la responsabilidad! 

Tu Coach no hace los deberes por ti, pero tiene que hacer sus deberes

Una vez has decidido en qué área o áreas deseas trabajar con tu Coach, no se trata de que él haga el trabajo por ti: toma la responsabilidad del proceso. Es como en la mayoría de las cosas que ocurren en tu vida: cuanto más inviertes, más beneficios obtienes. Esto es una gran verdad también en el Coaching.

A continuación os pondré un ejemplo del mundo del deporte: durante los J.J.O.O. de Pekín, el director de performance del equipo olímpico de ciclismo británico, David Brailsford, dijo que debía modificar la actitud de tanto entrenadores como de los mismos ciclistas y aseguró que los que al final son los únicos responsables de su propio rendimiento son los deportistas, y no su coach, puesto que no se tienen aún noticias de ningún coach que haya ganado alguna medalla, ni están ahí para eso. Durante el periodo de entrenamiento es el ciclista el que ha de tomar responsabilidad total sobre su propio desarrollo, con la guía del coach, pero no es el programa del coach la que conduce el proceso.

Quizá es algo obvio, pero es cierto que cuando trabajas con un coach, tú serás el responsable de todos tus progresos y cambios de rendimiento. Lo menos útil que puedes hacer es cruzarte de brazos en frente de tu coach esperando que te dé la pócima mágica.

Todo esto significa que para hacer que tu coach “se lo curre” de verdad, deberás estar preparado para una serie de cosas:

Haber identificado los objetivos que quieres conseguir a través del proceso

Si tu “problema” está relacionado con tu negocio o necesitas algo parecido a la consultoría, sera mejor que busques un consultor, un gurú, o un coach especializado en el tema.

Fijar tú mismo los resultados que quieres obtener de tus diálogos con tu Coach

¿Qué quieres sacar en claro de esta sesión que te ayudará a acercarte aunque sea un pasito más en pos de tu objetivo? Si tu Coach prefiere hacerse cargo de todo y fijar el orden del día, deberías cuestionar esta acción y sugerir o indicar a tu Coach tus propias ideas de cómo usar el tiempo de vuestras sesiones.

Acordar un plan de acción al final de cada sesión

¿Quién ha de hacer qué para conseguir mantenerte en el trayecto que te llevará hacia tu objetivo? ¿Qué grado de compromiso tienes para realizar esas tareas entre la sesión de hoy y la próxima?

Planifica tu semana de acuerdo con ese plan de acción y ¡cíñete a él!

Cuando hayas acordado el plan de acción, mantenlo como punto de referencia y confecciona también una planificación (diferente del plan de acción) de tu semana o quincena; si te cines a esta planificación, te darás cuenta de que esta es una excelente forma de evitar que ciertas situaciones cotidianas o postergaciones tengan lugar o incluso invadan tu tiempo. Como un cliente mío me puso de manifiesto en cierta ocasión, mi trabajo como Coach es, entre otras cosas, hacerte pensar en ti mismo/a, no hacerte los deberes.

Recuerda, un proceso de coaching no es una oportunidad para que el Coach te demuestre lo efectivo que es sino todo lo contrario: es una oportunidad para que te demuestre lo efectivo que TÚ eres! 

Próximo post, los 5 siguientes pasos.

Artículos relacionados

En el próximo artículo explicaré lo que el Coach hace y su misión.

Joven Emprendedor

 

Deja un comentario


Suscríbete para recibir los posts

Datos de Contacto

Teléfono: +(34) 658810144
Skype: esther.roche

Aviso Legal

La propietaria de esta web y su contenido es Dña. Esther Roche Polo. Queda prohibida la transmisión, cesión, venta, alquiler y/o exposición pública de esta web sin expresa autorización. Aviso Legal completo.

Shares
¿Emprendes también en Internet?
Si quieres hacer o rediseñar una web BIEN desde 0
Te recomiendo pasar por Coach2Coach
  • Introduce los datos solicitados
  • Comprueba tu email y tu bandeja de SPAM porque recibirás un email de confirmación
  • Esther o Mayte contactarán contigo en cuanto puedan
  • Rogamos máxima seriedad
* Lamentamos que, por diferencia de horarios, no realizamos sesiones informativas en América, Asia y Australia.
* Detesto el SPAM tanto como tú: nunca compartiré tus datos con nadie